Camino de San Salvador

Si caminar es el acto de dirigirse a un lugar o meta, hacerlo
siguiendo un camino como el de Santiago es seguir una huella
profunda que a lo largo de muchos siglos han dejado peregrinos
y caminantes. La experiencia, sea cual sea la causa que nos
mueve a iniciarla, será sin duda una de las más intensas que
podamos experimentar.
Para todo el que haya realizado el Camino de Santiago existe
un antes y un después. La experiencia resulta sorprendente y
enriquecedora para el peregrino actual, ciudadano de un mundo
en el que todo está al alcance de la mano. Podemos imaginar
qué sentiría el peregrino medieval cuyo conocimiento del mundo
se reducía al de su entorno inmediato y un aliciente añadido a
la ruta es intentar ver el Camino como esos antecesores.
Este maravilloso fenómeno se inició tras el hallazgo del sepulcro
del apóstol Santiago en la novena centuria de nuestra era.
Reinaba en Asturias Alfonso II y las crónicas de la época narran
cómo se convirtió en el primer peregrino ilustre cuando, desde
Oviedo, se dirige al lugar del descubrimiento, en los confines
de su reino, siguiendo la que será una de las primeras rutas de
peregrinación a través de los concejos del interior del occidente
asturiano.

IMG_20160522_123454

CIMG3312 (1)

 

 

CIMG3318

 

CIMG3326

 

CIMG3329

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario